opciones terapeuticas El dolor y sobre todo el dolor crónico y, mas aún, el dolor de intensidad de moderado a severo, exige un tratamiento personalizado que solo puede diseñar el médico.

La información que vamos a ir proporcionando tiene el objetivo de que el paciente tenga un conocimiento de los diferentes tipos de terapia y pueda entender mejor las pautas y tratamientos que le asigne su médico.

En ninguna situación vamos a recomendar la automedicación en este tipo de dolores y, mucho menos, vamos a dar consejos que solo le puede dar su médico.

Dependiendo del tipo de dolor no solo se prescriben medicamentos, analgésicos o medicinas complementarias, también se prescriben medidas de rehabilitación física o psicológica, terapias complementarias como la acupuntura, quirúrgicas, etc.

Normalmente es el médico de atención primaria, médico de familia o médico general, el primero que reconoce, diagnostica y pone un tratamiento al paciente con dolor. Según la localización y la intensidad del dolor puede ser necesaria la visita a un especialista, reumatólogo, traumatólogo, rehabilitador. Si el dolor se desarrolla dentro de una patología de cáncer, lo va a tratar en primera instancia el oncólogo e incluso el especialista en oncología radioterapia.

Los dolores complejos, que no ceden a diferentes tipos de terapias, deben ser derivados al Especialista en Dolor, especialidad que centra su trabajo en hospitales y en Unidades de Dolor.

El Especialista en Dolor tiene los conocimientos y las herramientas de diagnóstico, tratamiento y quirúrgicas para abordar con éxito cualquier tipo de dolor.

Las Unidades de Dolor bien organizadas deben ser multidisciplinares, es decir, con diferentes tipos de especialistas que permiten un estudio integral del paciente con dolor.