dolorHola Recién leo su comentario, usted vive en la Argentina, donde le implantaron el neuroestimulador medular.

En lo personal mi respuesta fue inmediata. Luego hubo que reprogramarlo, en alguna crisis hasta llegar al tratamiento adecuado. Pero hace muchos meses que el DOLOR ha desaparecido. Si desea comunicarse conmigo, por este medio o vía email. Espero su pronta respuesta.

Va a llegar un día en que el DOLOR, se va a ir para siempre de su vida.

La entiendo y se de esas ganas irrenunciables de dejar todo, cuando el flagelo del dolor nos agobia. Sería prudente que le evalúen con su medico, las fallas o quizás la posibilidad de encontrar la neuroestimulación adecuada para su caso puntual. Tiene que existir esa posibilidad. Cuando la neuroimplantaron, como fue su vida, en cuanto cambio su dolor, que porcentaje bajo del mismo. Saludos Cordiales. Y no pierda la FE QUE DIOS LA BENDIGA.

Marcela.