Elementos Útiles

Con el título de Opioid Medication and Addiction hemos leido un artículo en forma de lecciones, publicado en las páginas www.painaction.com, que recomendamos. Está orientado a pacientes con dolor crónico, pero incluye algunos conceptos sencillos muy claros, útiles también para médicos y personal sanitario.

El tratamiento a largo plazo con opioides en pacientes con dolor crónico es un tema controvertido que me recuerda una oportuna afirmación de mi amigo el Dr. Luis Miguel Torres; un paciente con hipertensión o con diabetes no puede dejar el antihipertensivo o el antidiabético y no por eso son adictos a estos productos; para concluir que una patología crónica como el dolor crónico necesita un tratamiento a muy largo plazo.

En las primeras lecciones clarifica algunos conceptos que se confunden con mucha frecuencia:

Adicción: la incapacidad de controlar la cantidad y/o frecuencia en la toma de una substancia (drogadicción).

Tolerancia: la necesidad de aumentar la dosis de un fármaco para conseguir el mismo efecto. Está relacionado con el efecto techo; es el nivel de administración de un analgésico, a partir del cual el aumento de la dosis no aumenta el nivel de analgesia.

Pseudo-adicción: el paciente demanda una mayor dosis de analgésico motivado por un aumento de la intensidad del dolor o  dosis inadecuada del analgésico; lo que está necesitando es un esquema adecuado del tratamiento analgésico.

Dependencia: se manifiesta con la suspensión o reducción brusca del opioide y puede provocar un aumento de la intensidad del dolor, náuseas, vómitos, etc. También puede presentarse en un cambio o rotación de opioides si no se han calculado correctamente las dosis equianalgésicas.

Algunas indicaciones para evitar la adicción orientadas a los pacientes (traducción personal):

  • Estar atentos ante cualquier señal de alarma de comportamiento adictivo
  • Informar honestamente a su médico sobre cualquier consumo de substancias adictivas
  • Conocer lo mejor posible los fármacos que está tomando; ser un paciente informado
  • Mantener una línea de comunicación abierta con su médico
  • Aprender otras alternativas para controlar su dolor, ante una posible adicción al analgésico
  • El apoyo de su familia y amigos

relax2Queremos ayudarle con una técnica de relajación sencilla y práctica, que pueda utilizar cuando quiera ayudar a su mente a relajarse de los problemas cotidianos y olvidarse de molestias físicas o dolorosas.

Sitúese en un lugar en donde nadie pueda molestarle, asegúrese de que el altavoz del ordenador está conectado y pulse  PLAY. También puede bajarse el archivo de sonido por si quiere llevarlo en su reproductor de MP3.

Técnicas de Relajación - Relájese en 30 segundos

  • 1 comentario
  • 22/02/2010
  • 116697_puntosdolorQueremos dar algunas ideas claras acerca de la fibromialgia y, sobre todo, eliminar algunas equivocaciones y mitos falsos que existen acerca de esta enfermedad; porque debe quedar claro que es una enfermedad.

    No existen pruebas específicas que permitan detectar la fibromialgia, aunque hay una serie de síntomas como el dolor crónico y  generalizado en casi todo el cuerpo, cansancio general, problemas para dormir, dificultad de concentración y alguna pérdida de memoria, dificultad para desarrollar las funciones diarias habituales, etc; estos síntomas permiten al médico especialista llegar a un diagnóstico de la fibromialgia.

    Un historial de dolor generalizado durante al menos tres meses y  dolor en al menos 11 de los puntos de dolor, también permiten al médico llegar a un diagnóstico y poner en marcha unas pautas de tratamiento.

    El médico general, de atención primaria, es el primero que puede y debe llegar a un diagnóstico, también puede acudir a especialistas como el reumatólogo, el especialista en dolor y el neurólogo.

    El tratamiento no solo puede ser con medicamentos, también ayudan los ejercicios, la relajación, un plan de alimentación, masajes o terapias complementarias como la acupuntura.

    Algunos mitos o ideas falsas acerca de la fibromialgia:

    No es una enfermedad real, es sólo psicológico: La fibromialgia es una enfermedad totalmente real, aunque aún no se conocen las causas que la originan; está completamente estudiada por las sociedades científicas internacionales, ya fue descrita en los años 70 y con anterioridad ya se conocía con otros nombres; hay elementos para diagnosticarla y existen pautas de tratamiento que pueden mejorar el dolor y la calidad de vida. El dolor crónico permanente sí puede causar problemas psicológicos y depresión.

    La fibromialgia solo afecta a las mujeres y a la gente mayor: puede afectar a personas de cualquier edad, aunque es verdad que el posible riesgo aumenta con la edad y puede afectar a hombres aunque en mayor proporción afecta a las mujeres.

    No es posible tener una buena calidad de vida con fibromialgia: en la actualidad existen medicamentos, medidas y ayudas disponibles que pueden contribuir a tener una buena calidad de vida y se sigue investigando para mejorar aún mas los tratamientos actuales.

    Existen asociaciones y fundaciones muy bien organizadas que le pueden ayudar; éstas son algunas que les recomendamos.

    http://www.confederacionfmfc.org

    http://www.fundacionfatiga.org/

    http://www.ameffac.org/

    http://fridasociacion.rebuscando.info/



  • 22 comentarios
  • 06/01/2010
  • El Diario del Dolor que le estamos proporcionando es un elemento importante para hablar con su médico de su dolor y para usted mismo, ya que le ayuda a conocer mejor cómo evoluciona su dolor, el nivel de eficacia de los medicamentos que le han recetado, si tienen o no algunos efectos secundarios, si duerme bien, si tiene ánimo deprimido.

    descargar_diariodedolor descargar_diariodedolor_ejemplo

    Le recomendamos que imprima algunos ejemplares del Diario del Dolor y los rellene siguiendo el ejemplo que adjuntamos. No es necesario que complete uno de estos formatos cada día durante todos los días; puede ser suficiente que rellene el formato los días que experimenta cambios importantes en cómo siente su dolor crónico, si aumenta o disminuye la intensidad, si tiene algún pico de dolor, algún efecto secundario, todo lo que afecte su calidad de vida.

    A la hora de registrar la intensidad del dolor use la regla adjunta, de 1 a 3 dolor leve, 4 al 6 dolor moderado y desde el 7 en adelante dolor intenso.

    No olvide llevar a la consulta toda la información necesaria para que su médico pueda hacer un buen diagnóstico y seguimiento del dolor.

    No tenga ningún reparo en hacer a su médico todas las preguntas para tener la información que necesita para orientar bien su tratamiento y controlar mejor su dolor.

    En la actualidad existen soluciones médicas para disminuir, controlar o eliminar su dolor crónico; su médico está preparado para facilitarle la mejor alternativa terapéutica.

    escala numericaEl dolor tiene un componente físico, pero también tiene un componente subjetivo que está influenciado por la forma en la que cada persona percibe su dolor, con las experiencias personales, con el nivel de umbral del dolor, etc.

    Por lo tanto, en la actualidad no existe ningún procedimiento absolutamente objetivo para medir la intensidad del dolor como se mide la tensión arterial, la fiebre o la frecuencia cardíaca. Sin embargo, existen algunas reglas muy sencillas para que el médico y el paciente pueda valorar la intensidad del dolor y de esta forma poder seguir la eficacia del tratamiento con un analgésico.

    Estas reglas que se utilizan en la consulta tienen diferentes formas y nombres pero todas ellas siguen el mismo sistema básico: cuantificar la intensidad del dolor del 0 (ausencia total de dolor) al 10 (un dolor absolutamente insoportable); de acuerdo con esta escala, un dolor leve se valoraría entre 1 y 3, un dolor moderado entre 4 y 6 y un dolor intenso por encima del 7.

    Usted puede facilitar el trabajo  su médico si en cada consulta incluye en el Diario del Dolor la valoración y evolución de su dolor a lo largo del día; esto le va a permitir llegar a un diagnóstico inicial en la primera visita y a evaluar el resultado del tratamiento analgésico en sucesivas visitas.

  • 2 comentarios
  • 16/11/2009
  • medico dando la mano Su próxima visita a su médico es muy importante y, por lo tanto, debe prepararla con cuidado; si usted está bien preparado e informado puede ayudar a su médico a que le haga un diagnóstico acertado y un tratamiento eficaz.

    Hemos adaptado un texto de la Fundación Americana del Dolor con algunas claves que le pueden ayudar a hablar a su médico de su dolor.

    1. Prepare su próxima visita con cuidado. Es importante que escriba su Diario del Dolor, con todo lo que ha experimentado desde la última visita.
    2. Lleve por escrito sus preguntas y sus preocupaciones. También es conveniente que tome nota de las respuestas de su médico; si le acompaña un familiar o amigo pídale que tome nota de las respuestas, a veces el propio estrés de la visita hace que se le olviden algunos temas importantes.
    3. Tiene que ser honesto y abierto, no le oculte información a su médico. No debe sentirse incómodo al contarle a su médico todo su historial personal, necesita toda la información para identificar claramente su dolor y ponerle un tratamiento personalizado. Su dolor tiene un componente emocional, por lo tanto, describa también los sentimientos, emociones y depresiones que está experimentando, son importantes.
    4. Asegúrese de que entiende todas las explicaciones e instrucciones que le da su médico. Antes de salir de la consulta asegúrese de que lo entendió todo; no tenga miedo en preguntar a su médico hasta estar seguro de que lo ha entendido todo.
    5. Siga el tratamiento completo y sin cambios. Si el tratamiento no funciona o aparecen efectos secundarios póngase en contacto con su médico.
  • 2 comentarios
  • 14/11/2009
  • Envíenos su experiencia