Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/abmirayo/contraeldolor.com/wp-includes/user.php:2) in /home/abmirayo/contraeldolor.com/wp-content/plugins/wp-greet-box/wp-greet-box.php on line 1395
Tipos de Tratamiento | Contra el Dolor.com
Tipos de Tratamiento

paracetamol También llamado acetaminofen en Latinoamérica es un analgésico muy utilizado que añade también un efecto antipirético (desciende la fiebre).

Es eficaz en dolor leve a moderado y tanto para el dolor agudo como crónico. Carece de efectos anti-inflamatorios, pero generalmente es bien tolerado en dosis terapéuticas.

No tiene problemas gástricos , pero puede tener efectos crónicos adversos de tipo renal o hepática . La dosis  máxima es de 4 gramos al día.

Se prescribe también en combinación con otros analgésicos para conseguir un efecto de sinergia y reducir el nivel de efectos secundarios.

Existen diferentes formulaciones de paracetamol que se pueden comprar directamente en la farmacia sin necesidad de receta.

Para mas información:   http://es.wikipedia.org/wiki/Paracetamol

Clínica Universitaria de Navarra


aines Existe un grupo amplio de productos farmacéuticos conocidos como AINES (antiinflamatorios no esteroideos) que se han venido utilizando, no siempre correctamente, como analgésicos ya que solo actuan contra el dolor cuando tienen un componente inflamatorio, lo que no siempre es así.

Los AINE tienen posibles efectos secundarios de tipo gastrointestinal, con  riesgo de  gastritis y posibles hemorragias gástricas. Los beneficios del tratamiento y el riesgo deben ser sopesados en especial cuando se tratan pacientes ancianos o con antedecentes de problemas gastrointestinales. Con frecuencia y para evitar estos problemas, el médico lo receta conjuntamente con productos como omeprazol u otros protectores gástricos.

Los últimos productos de esta familia conocidos como inhibidores de Cox 2 se presentaron con la expectativa de la misma eficacia pero sin los efectos secundarios mencionados; la práctica clínica ha revelado la aparición de efectos de tipo cardiovascular.

Por todo esto, no son aconsejables para el tratamiento a largo plazo del dolor crónico.

Mas información: http://es.wikipedia.org/wiki/Antiinflamatorio_no_esteroideo

dolorlumbar Vamos a comentar algunas terapias especiales que se aplican cuando los analgésicos junto con fisioterapia y otras medidas no dan el resultado esperado.

Estas otras técnicas deben ser aplicadas por especialistas en dolor en las Unidades de Dolor y, normalmente, en el ámbito hospitalario.

Neuroestimulación: Consiste en estimular la médula espinal o los nervios periféricos con impulsos eléctricos mediante un dispositivo que funciona con una pila implantada. Estos impulsos eléctricos bloquean la sensación de dolor. Pueden aplicarse a nivel de la piel en el lugar del dolor o implantado bajo la piel en la región del abdomen.

A estos dispositivos también se les llaman marcapasos del dolor.

Bloqueos nerviosos: Consiste en la aplicación de un medicamento, habitualmente un anestésico local, un analgésico opioide o corticoides  mediante una inyección en el nervio del lugar del dolor.

En algunos casos esta técnica tiene un excelente resultado y elimina o reduce el dolor durante bastante tiempo; en algunos casos puede ser necesario mas de una inyección.

Fármacos vía intratecal: En este caso el fármaco analgésico se administra directamente al espacio que rodea la médula espinal (espacio intratecal) mediante una bomba que se programa para que vaya liberando el fármaco con la dosis y la frecuencia adecuada. El fármaco fluye mediante un catéter desde la bomba hasta el lugar adecuado.

Para mas información puede conectar con:

aliviareldolor

  • 2 comentarios
  • 26/11/2009
  • acupuntura 1 En el control del dolor crónico se utilizan otras terapias o técnicas no farmacológicas, casi siempre de forma complementaria a los tratamientos con medicamentos.

    Vamos a hacer una breve descripción de estas opciones aunque próximamente serán objeto de artículos con un mayor nivel de detalle:

    • Fisioterapia: Se utilizan diferentes métodos como el masaje, ejercicios para mejorar la funcionalidad, tratamiento con frio (crioterapia), tratamiento con calor (termoterapia), etc
    • Acupuntura: método basado en la medicina tradicional china, con experiencias de éxito en el tratamiento del dolor; el procedimiento consiste en insertar unas finas agujas en la piel, en los puntos llamados puntos de acupuntura. La base científica es que la estimulación de estos puntos provoca la segregación de unas substancias, analgésicos fisiológicos, llamados endorfinas.
    • Psicoterapia: El componente subjetivo y psicológico del dolor es la base en la que se asientan algunos métodos como técnicas de relajación, hipnosis, terapia conductal y la propia psicoterapia. Todo esto como métodos complementarios a las terapias con fármacos.
  • 2 comentarios
  • 18/11/2009
  • co-analgesicos El dolor y especialmente el dolor crónico, requiere a veces un tratamiento con varios medicamentos al mismo tiempo con el objetivo de potenciar la eficacia de los analgésicos y tratar algunos otros síntomas que pueden exacerbar el dolor. Estos medicamentos se utilizan también para otras patologías diferentes del dolor.

    Los principales co-analgésicos  son:

    • Antidepresivos y ansiolíticos: Se recetan junto con analgésicos para mejorar algunos estados depresivos o de ansiedad que pueden acompañar al dolor crónico intenso; también se prescriben para el dolor de tipo neuropático. Los mas conocidos son la amitriptilina como antidepresivo y el diazepán como ansiolítico.
    • Anticonvulsivantes: Se desarrollaron inicialmente para problemas cerebrales, en la actualidad se prescriben habitualmente para dolores de tipo neuropático; las sustancias mas conocidas son la gabapentina y la pregabalina.

    • Neurolépticos: estos productos se desarrollaron para problemas de tipo psiquiátrico, se utilizan para potenciar la acción analgésica; el mas conocido es el haloperidol.

    • Corticoides: Son unos antiinflamatorios potentes y, por lo tanto, actúan reduciendo el dolor cuando tiene un origen fundamentalmente inflamatorio.
    • Terapia tópica: recientemente se está utilizando con éxito la aplicación de parches de lidocaina en el dolor localizado de origen neuropático, como terapia complementaria o, incluso, como terapia única.
  • 1 comentario
  • 18/11/2009
  • MANOS RECETANDO

    Los analgésicos opioides reciben su denominación porque los primeros compuestos, la morfina y la codeina, son derivados del opio, aunque todos los demás se obtienen a partir de la síntesis química.

    Se clasifican en dos grupos, los opioides débiles (tamadol y codeina); incluidos en un segundo escalón de tratamiento para dolores moderados, aunque a dosis altas se prescriben también para dolores severos.

    El tramadol es un opioide atípico ya que tiene un mecanismo de acción multimodal, actúa como opioide a nivel central y también a nivel periférico, por lo que es útil para diferentes tipos de dolores, especialmente para el dolor de tipo neuropático.

    Entre los opioides fuertes tenemos la morfina,  la buprenorfina, oxicodona, fentanilo, metadona, hidromorfona.

    Todos estos opioides tienen diferentes perfiles de potencia analgésica y de efectos secundarios, por lo que se prescriben de forma personalizada por el especialista. Hay diferentes formas de administración, comprimidos, gotas, inyectable y en forma de parche de liberación gradual que permite un cambio de parche cada 3 ó 4 días.

    Los efectos secundarios mas comunes de los opiodes son las náuseas, vómitos, mareos, algunos problemas intestinales como el estreñimiento y depresión respiratoria relacionada casi siempre con dosis demasiado altas o pacientes hipersensibles. También suele haber miedos relacionados con el abuso y la dependencia; dejamos para otro artículo la explicación de los conceptos de tolerancia, dependencia física y dependencia psicológica, entre los que suele haber bastante confusión.

    Los opioides, prescritos adecuadamente por el especialista, son unos excelentes analgésicos; los efectos secundarios pueden ser perfectamente controlados  y evitados graduando las dosis de forma escalonada o asociando otros medicamentos.

    Los opioides pueden ser combinados con otros medicamentos para lograr el efecto deseado y reducir el riesgo de efectos secundarios, favoreciendo un efecto de sinergia.

    En los países del sur de Europa y en Latinoamérica hay una utilización muy baja de los opioides, por su relación con la drogadicción y por una equivocada relación con el dolor terminal que le llega de la morfina. Hay una corriente internacional para favorecer el uso adecuado de los opioides, incluso para dolores moderados, ya que el balance riesgo-beneficio es muy favorable.

  • 3 comentarios
  • 16/11/2009
  • escaleraOMS

    La Escalera Analgésica es un esquema de tratamiento de analgésicos según la intensidad del dolor que publicó a nivel internacional la Organización Mundial de la Salud en el año 1986.

    Estas recomendaciones estaban orientadas al dolor de tipo oncológico que puede evolucionar desde un nivel leve-moderado a un nivel moderado-intenso y que, por lo tanto, requiere analgésicos progresivamente mas potentes. Este esquema sencillo ha sido de mucha utilidad a lo largo de los años, pero ha ido perdiendo vigencia, por la aparición de nuevos analgésicos, porque no incluye otro tipo de terapias no farmacológicas, porque no incluye terapias quirúrgicas utilizadas para dolores muy intensos y, además porque este esquema no sirve para algunos tipos de dolor muy comunes y complejos como el dolor neuropático.

    En la actualidad domina la terapia personalizada, ajustada al tipo de dolor, localización, intensidad, duración; utilizando en cada momento el analgésico mas adecuado o la terapia complementaria. Se va imponiendo el esquema del “ascensor” en lugar de la escalera, si el dolor aumenta de intensidad, el especialista puede pasar a un tratamiento con un opioide fuerte sin necesidad de pasar por etapas intermedias.

    medicamentos para nota Una definición sencilla es la de un medicamento que calma o elimina el dolor.

    Hay diferentes tipos de analgésicos que describiremos con mas detalle:

    • Aminas: prácticamente el único representante es el Paracetamol, también conocido en Latinoamérica por acetaminofén.
    • Antiinflamatorios no esteroideos: el representante mas conocido es el ácido acetil salicílico (aspirina).
    • Opioides Débiles: su principal compuesto es el tramadol
    • Opioides Fuertes: el máximo representante es la morfina.
    • Coadyuvantes: no son propiamente analgésicos pero se utilizan conjuntamente con analgésicos para determinados tipos de dolor complejos; hablamos de corticoides, antidepresivos y anticonvulsivantes.

    opciones terapeuticas El dolor y sobre todo el dolor crónico y, mas aún, el dolor de intensidad de moderado a severo, exige un tratamiento personalizado que solo puede diseñar el médico.

    La información que vamos a ir proporcionando tiene el objetivo de que el paciente tenga un conocimiento de los diferentes tipos de terapia y pueda entender mejor las pautas y tratamientos que le asigne su médico.

    En ninguna situación vamos a recomendar la automedicación en este tipo de dolores y, mucho menos, vamos a dar consejos que solo le puede dar su médico.

    Dependiendo del tipo de dolor no solo se prescriben medicamentos, analgésicos o medicinas complementarias, también se prescriben medidas de rehabilitación física o psicológica, terapias complementarias como la acupuntura, quirúrgicas, etc.

    Normalmente es el médico de atención primaria, médico de familia o médico general, el primero que reconoce, diagnostica y pone un tratamiento al paciente con dolor. Según la localización y la intensidad del dolor puede ser necesaria la visita a un especialista, reumatólogo, traumatólogo, rehabilitador. Si el dolor se desarrolla dentro de una patología de cáncer, lo va a tratar en primera instancia el oncólogo e incluso el especialista en oncología radioterapia.

    Los dolores complejos, que no ceden a diferentes tipos de terapias, deben ser derivados al Especialista en Dolor, especialidad que centra su trabajo en hospitales y en Unidades de Dolor.

    El Especialista en Dolor tiene los conocimientos y las herramientas de diagnóstico, tratamiento y quirúrgicas para abordar con éxito cualquier tipo de dolor.

    Las Unidades de Dolor bien organizadas deben ser multidisciplinares, es decir, con diferentes tipos de especialistas que permiten un estudio integral del paciente con dolor.

  • 2 comentarios
  • 15/11/2009
  • Envíenos su experiencia
    tretinoin cream | cialis ohne rezept | Levitra apotheke